viernes, 23 de noviembre de 2007

Lemas y Reflexiones



Lemas de Don Quijote

“La libertad es uno de los mas preciosos dones que a los
hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra
la tierra, ni el mar encubre. Por la libertad, así como por la honra,
se puede y debe aventurar la vida”.


Skuller


Todo depende del cristal con que se mire

Ella es simple, y a la vez difícil de comprender, callada y reservada,
hay que saberla llevar.

Todos la juzgan sin entender, todo el dolor que acumula su piel.

En sus cortos 16 años, no supo encontrar la felicidad y por la tristeza
e ira se deja agobiar.

Encontró en la autoflagelación una compleja relajación.
Sangrar le trae paz, le trae felicidad, esa que nadie comprende, hasta que lo
vive. Como un dolor de muelas.

La palabra AGUA no moja ni sostiene un barco, la palabra DOLOR no duele, si
no se siente.

Para Johanna de Dunkel Engel




Don Señor Reflexiona


Esto es como una teoría, digamos, que tengo yo, similar
al ‘aparato psíquico de Freud’. La explico y me incluyo en
ella después:


La gente puede pensar: con la cabeza, con el corazón o
con la libido.


La 1º es la CONVENIENTE (entiéndanlo ahora y métanselo
bien) para proceder en la vida. Es lo lógico, lo que uno debería
hacer, sea por moral, valores propios, caprichos, costumbres... es pensar independientemente
de las otras dos formas explicadas a continuación.

La 2º es la relacionada a los sentimientos. Suele cruzarse con la cabeza
y hacer confundir los pensamientos, opiniones y actos de uno. Cuando uno está
enamorado, se relaciona íntimamente con la cabeza e interfiere en su
‘proceso’.

La 3º está condicionada al deseo sexual, a la llamada “calentura”.
Este es el motivo de las dichas “cuerneadas”, los engaños
de pareja, habitualmente. También, cuando uno piensa con la cabeza y
sin el corazón, es más sencillo que la libido se contraponga a
la primera, esto sucede porque el corazón 'ayuda' a fortalecer la voluntad
de la cabeza a la del pensamiento de la libido.Suponiendo que uno pensara con
la cabeza y sin el corazón (sería no estar enamorado) como decíamos
recién, la libido se interpondría si, por ejemplo, uno besara
a la novia de un amigo. Entonces, lógicamente, a uno NO LE CONVIENE hacer
eso -salvo raras situaciones, creo yo-, de hecho está mal visto; pero
si se diera la situación en que la muy infiel -¡que guacha de mierda!,
¡esta sí que tira ‘todas mis morales’ abajo, ¿eh?!-
está re ‘calienta-pavas’, mimosa, etc... Seguramente después
uno se arrepienta, le dé culpa, pero porque la cabeza lo obligaría
a uno a arrepentirse de lo que la libido ocasionó (otra que cruel).También
podría ser si uno dice “no voy a besar a nadie más hasta
que esté enamorado” (pensándolo con la cabeza) y una noche
se re calienta con una mina y le hace de todo: la libido estaría interviniendo
con la voluntad, el pensamiento, de la cabeza.Si estuvieran en juego los sentimientos
(digámosle “pensar con el corazón”), es más
complicado que la libido se interponga. Esto es, por ejemplo, estando en pareja.
La cabeza “aconsejaría” conveniente a uno que no engañe
a su pareja, y el corazón diría lo mismo, pero más fuertemente
y de una forma distinta, ya que la cabeza es más bien lo que a uno LE
CONVIENE PARA SÍ MISMO, dejando de lado los sentimientos, ya que, repito,
de eso se encarga el corazón, y es que la moral es determinada por el
grado de amor hacia uno –narcisismo- y hacia fuera –amor en sí-.
Si uno estuviera saliendo con alguien, quizás engañaría
a ese alguien, pero si uno estuviera con esto del noviazgo Y ADEMÁS AMARA
A SU PAREJA, sería distinto, porque estaría mucho más complicada
esta situación de hacer lo que uno siempre pensó que no debería
por simple calentura.También puede darse que el corazón confunda
a la cabeza. Suicidarse por amor, por ejemplo. ¡No conviene hacerlo, va
contra el instinto de supervivencia, pero el corazón engaña a
la cabeza con que sí resulta válido! Y de este tipo hay miles
de ejemplos… ¡tan mágicos y ocurrentes!, ¡tan increíbles!...
pero son del tipo que NO VOY A NOMBRAR, je.Bien, y ni hablemos de cuando solo
la 3º forma es la que mueve a alguien… ahí aparecen los violadores.
De Cabeza a Individuo: - “pero… flaco… ¡vas a ir en
cana y te van a hacer lo mismo ahí adentro!”– Individuo a
Cabeza – “¡dungaaaaa!” – Corazón opina
–“¿pero la aprecias como persona y todo?”- repite con
cambios –“dije que… ¡dungaaaaa!”. Por si no lo
entienden, y odio explicar los chistes, pero no todos ven TV: hace referencia
al “cavernicolismo” del Individuo.


Con respecto a esto, yo, particularmente, utilizo siempre
la 1º forma de pensar (sí, la bauticé como “la primera”…
¡cuando hagan una formulación del aparato psíquico pueden
llamarle a cada parte como quieran, hasta “Juan Cruz”, pero déjenme
tranquilo con mis nombres!... ¡¡¡BASTA!!!), la cabeza. En
el 2006 se me cruzó la 2º, y la mató a piñas a la
primera… pero por suerte, estoy arreglándolo.

Y la 3º forma no me afecta, por suerte, o más bien digamos que la
controlo muy bien. Lo de "justo fue el momento y se dio" y todo eso
no va conmigo. Si hago algo, lo pienso (pero bien, con la cabeza), no me dejo
llevar por impulsos. La 3º forma de pensar no interfiere con mi primera,
ni con lo que sostengo desde siempre, lo que piense en el pasado, en el presente
o en el futuro.

Y es que considero casi un don poder no depender de las bolas, no creo que hayan
muchas personas felices de ser dominadas por su deseo sexual.

Y ustedes, analícense, ¿qué formas usan con frecuencia?,
¿les da buenos resultados?

Don Señor



1 comentario:

Don Señor dijo...

Me causa gracia cómo se subió el periódico =P.